top of page

“Los González somos muy tercos”




Los González somos muy tercos


Larisa González directora y fundadora de LICBOX nos cuenta cómo fue crecer en este ambiente y aprender de la mano de su padre todo sobre la industria del cartón, los obstáculos que encontró por ser mujer y cómo pudo afrontarlos. LICBOX es el resultado de la tercera generación de una familia empresaria, surge hace 8 años como una comercializadora Agrícola dedicada a la exportación. Ubicada en Celaya

Guanajuato, actualmente se emplea en productos de cartón y se especializa en la

fabricación de envases.


Larisa comenzó a involucrarse en la industria desde que era una niña de 8 años, pues su padre la incluía en sus actividades laborales y, ya con más edad, en viajes de negociación; esto la llevó a conocer y a aprender de todas las áreas de trabajo de esa empresa. Dos semanas después de concluir sus estudios ingresó a trabajar en PCD (la empresa familiar), en el área de fletes en donde se encargaba de los repartos y el trato directo con los clientes. En esta área comenzó su trabajo con navieras y aduaneras, lo que posteriormente la condujo a fundar Logistics Interoceánica de Carga, que surge con un socio como Freight Forwarder. Posteriormente cuando la saciedad se deshace, se amplía el objeto social y surge LIC BOX. 


Trabajar con una marcada presencia masculina dentro de los empleados y clientes, en un inicio fue difícil, sin embargo ella nunca lo vio como una desventaja, sino como una oportunidad de demostrar las ganas que tenía de estar ahí. Es por esto que para ella es grato ver que actualmente hay una mayor presencia de mujeres en la industria y comenta que le gustaría ver aún más en el área de dirección, pues todavía se tiene la idea de que la maternidad es una desventaja para ese trabajo.


El apoyo de su familia ha sido fundamental para lograr su éxito, pues no ha sido fácil

coordinar sus actividades como directora, esposa y madre al mismo tiempo. Tener a un hombre a su lado que la impulse ha sido uno de los puntos clave para crecer.


Larissa no solo es un ejemplo de cómo ser empresaria, sino también de cómo ser madre. Ella no se limita solo a cuidar del bienestar de su empresa, sino también del de su familia y al no encontrar una escuela donde atendieran las necesidades de su hijo diagnosticado con autismo, decidió fundar la suya. Una escuela inclusiva que funciona gracias a la aceptación de las personas que la necesitan.


Saber lo que quieres y necesitas es fundamental para crear un plan de acción y Larisa es un modelo a seguir de cómo hacerlo. Ella impulsa la idea de que haya más mujeres en la industria pero no solo como empleadas, sino como directoras y como empresarias fundadoras.


Entrevista realizada por Norma Arteaga, Central National

Elaborado por Deni Miguel, AMEXICCOR.


52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page