Mileva Cohen - CANUSA

Mileva Cohen, cuenta con más de 10 años de experiencia en CANUSA, una empresa diversificada en papel, embalaje, y commodities reciclables fundada en 1981 con presencia internacional.

Mileva narra como su acercamiento a la empresa se dio de manera casual a través de la invitación de Bruce Fleming, fundador y presidente de CANUSA, quien la invitó cordialmente a conocer su negocio y la industria en general. “Nunca hubiera pensado que iba a desarrollarme profesionalmente vendiendo papel; para muchas personas es una industria poco conocida y yo era de una de ellas” nos comparte Mileva, quien empezó desde el primer eslabón del cartón corrugado, y ha podido ver toda la cadena cautivándose por ser una industria “silenciosa” con inmenso impacto en todo el mundo.


Mileva inició en el área de servicio al cliente, con el apoyo de diversos mentores, quienes la impulsaron a participar en muchas conferencias. Nos comparte que ha tenido la fortuna de haber estado rodeada de personas muy influyentes en la industria, que le han permitido aprender y han contribuido profesionalmente para su crecimiento. Sin embargo, recalca que el camino que ha tenido que recorrer supuso un reto importante al inicio por ser muy joven y poco reconocida en la industria, que estaba liderada principalmente por hombres y en el que todos se conocen. Pese a ello, la perseverancia, aprendizaje constante, su trato hacia los clientes y el apoyo de CANUSA, le permitieron llegar a donde está hoy como VP de ventas en Latinoamérica.


Actualmente, la empresa continúa contratando profesionales jóvenes hombres y mujeres, que pueden verla como ejemplo e inspiración de hacer una carrera estable con dedicación y con la posibilidad de crecer.


Mirando hacia el pasado, nos cuenta que en el momento en que CANUSA arrancó su proyecto de expansión en Latinoamérica y México Mileva se estaba incorporando a la organización y, ante la necesidad de contar con un profesional para prestar todo el servicio al cliente, inmediatamente sobresalió por ser bilingüe y por compartir no sólo un idioma si no una cultura con los clientes, posibilitando a la empresa posicionarse en la región. Hoy en día, a Mileva le llena de orgullo ver como en el piso donde se ubica, la mayoría de sus colaboradores son bilingües, pues reconoce que ella sembró con esa primera semilla en la cultura organizacional y que ahora sus frutos son palpables.


Con toda la experiencia adquirida sabe que sus clientes ahora son parte de su familia. Para Mileva, es muy “chévere” (un término muy colombiano) armar ese rompecabezas donde se le ofrece una solución tanto al molino como al cliente, tratar de la misma manera a cartoneros grandes o pequeños, siempre demostrando su profesionalismo y entereza, permitiéndole ahora ser reconocida y admirada.


Día a día las mujeres se están involucrando mucho más en la industria. “Estamos aquí para quedarnos”, indica con certeza, las mujeres han venido demostrando que son igual de capaces y “berracas” (otro término muy colombiano que se refiere a talentoso y aguerrido) que los hombres, y han podido romper estereotipos sobre todo en países como en Latinoamérica, con culturas arraigadas por el liderazgo del hombre en diferentes sectores, de hecho, ella es un claro ejemplo con su propio éxito.


Particularmente las mujeres como personas aportan igual que los hombres. Sin embargo, la mujer tiene un reto adicional al combinar con lo profesional, actividades de ama de casa y ser mamá. Reconoce que lo más difícil es tener un balance para hacerlo todo bien. Sin embargo, también destaca que ahora es mucho más sencillo para ella y para muchas personas, pues la tecnología ha permitido poder estar a una llamada de distancia de sus clientes.


Ahora es muy gratificante ver mujeres en espacios de trabajo, cuando seguramente hace 20 años no había ninguna. Lentamente se están abriendo camino unas a otras, la clave es justamente el apoyo entre mujeres, por ello, Mileva hace un reconocimiento especial a una lista larga de mujeres, encabezada por Norma Arteaga, su primera mentora y la persona que la guió por esta gran industria. Tracy Chapuis, otra de sus primeras jefes, una mujer inteligente y con entereza; María Frustaci si se trata de inclusión y cercanía y Tricia Robinson del Molino de PCA, a quien admira y aspira llegar a ser más adelante.


“Las mujeres nos estamos dando a conocer más, estamos siendo mucho más visibles en esta industria y creo que los hombres se están dando cuenta: Ya no somos la minoría, estamos lentamente creciendo no solamente en número sino también en fuerza y calidad”.


Para cerrar, si Mileva pudiera darse un mensaje a su yo del pasado, sería:


“Mantente quien eres, conserva tus raíces y que no trates de ser alguien más, pues tu éxito se debe a tu autenticidad. “


Y para todas aquellas mujeres que también están involucrándose en la industria, les aconseja que confíen en sus talentos, en quienes son, en sus conocimientos y que estén en constante aprendizaje, “cada persona es única y el hecho de que tú seas diferente no te hace mal. Si todos fuéramos iguales que aburrido sería” enfatizó.


148 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo