Silvia Alcázar – AL-GAR

Silvia Alcázar es Ingeniera industrial y ha cursado cuatro posgrados que le han permitido aportar y crecer profesionalmente dentro de AL-GAR, una empresa española líder en la industria del corrugado, especializada en la optimización de procesos de producción y mejora de maquinarias. Sin duda el crecimiento de AL-GAR es también consecuencia de su trayectoria académica y catorce años de experiencia en la industria.


Su integración en la Industria, comenzó con la pasión y empeño que su padre había impulsado con la creación de AL-GAR. Desde ese muy joven compartió el mismo interés, por lo que decidió formarse como ingeniera que reconoce, así como en la industria cartonera, también es un escenario donde los hombres tienen mayor participación. Pese a que en su industria en España y el mundo predominan los hombres, Silvia ha destacado por su profesionalismo, conocimiento, y sobre todo su gusto por la ingeniería y por el cartón corrugado. Silvia nos confiesa: “el polvillo de cartón corrugado engancha”.


Silvia inició con el diseño de maquinaria y posteriormente entró al área comercial. Ahora desde la Dirección General, ha podido viajar a varios países para visitar a sus clientes, conocer varias culturas y ser consciente de la participación de la mujer en la industria a nivel mundial. De hecho, se emociona mucho al ver mujeres en planta, pues cuando ella visitaba ferias no se encontraba con muchas mujeres en estos eventos, pero poco a poco reconoce como eso va cambiando.


Sin duda, un reto al que tuvo que enfrentarse al entrar a esta industria fue el hecho de ser joven, y así como durante sus estudios de ingeniería, parecía que tenía que demostrar su capacidad como profesional, lo cual no sucedía con los jóvenes varones. Sin embargo, reconoce que ahora cuenta con una gran acogida y reconocimiento por su trabajo y dedicación – incluso nos confiesa que a sus inicios a veces se sorprendían de su conocimiento como ingeniera, ya que la industria está más familiarizada con el dominio técnico de los hombres -, esta situación se confirmó varias veces en sus viajes a otros países, donde el liderazgo de hombres en este tipo de sectores es también marcado.


Por lo que respecta a su mirada hacia el futuro, Silvia lo ve como una plena conciencia de la sociedad por la implicación de la mujer en todos los sectores, aunque es cierto que las carreras técnicas siguen teniendo mayor participación de hombres, el consejo más valioso para todas las personas que deseen iniciar en la industria y particularmente las mujeres es: “creer en uno mismo y llegarás a donde quieras llegar, aunque existan barreras”.


A sus 38 años Silvia es madre por primera vez, una etapa tan excepcional para su vida como el crecimiento y éxito previo que alcanzó en la industria. No se percibe sencillo balancear aspectos tan importantes, que por supuesto, dependen de los proyectos de vida de cada una.


Silvia concluye, en un mensaje a su yo de hace 14 años: “no cambiaria nada”. El éxito en ámbitos dónde la mujer no era común como la ingeniería y la industria del cartón se consigue con trabajo, aprendizaje y persistencia. Gracias a cada paso que ha dado, hoy está donde quiere estar, con su familia en donde la industria del cartón es parte de ésta.

Silvia se despide con un fraternal reconocimiento a Diana Gómez de Sigma-Q, a Karol Núñez de Corrugados de Sula en Honduras, Elizabeth Hurtado de Empacor, entre otras muchas mujeres, por ser mujeres increíbles en su labor y amplio conocimiento, son una “caña” agregó. Para cerrar, reconoció a Paulina Quiroga y María Fernanda Ibarra por ser “cracks” y tener todo bajo su radar, pues nada se les escapa.


“El polvillo de cartón engancha y creo que es así, una vez que entras en este sector no te quieres ir, es muy bonito”.


201 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo