Ejemplos de vanguardia en sustentabilidad


Uno de los problemas del empaque ha sido su terminación del ciclo de vida como residuo en el momento en que se consume el producto. Esta preocupación ha impulsado a los actores que enfrentan los desafíos de los empaques sostenibles, por buscar diseños de envases que cumplan dos propósitos: proteger los productos y al mismo tiempo contribuir positivamente al planeta.


A continuación, se resaltan tres ejemplos sobre sostenibilidad en la industria del empaque de cartón y papel:


1. Stora Enso: Proveedor mundial de soluciones renovables en envases, biomateriales y construcciones de madera y papel, considera que “todo lo que se hace hoy a partir de materiales fósiles puede fabricarse mañana a partir de un árbol”.

La empresa realizó en 2021 el 5to concurso bianual llamado “Recreate Packaging”, cuyo propósito es desafiar a toda la industria a nivel internacional en el diseño y creación de soluciones de embalaje circulares y renovables que hagan del mundo un lugar mejor, contando con la participación de 21 países.

El objetivo que debían cumplir los participantes era: reemplazar materiales de origen fósil por materiales renovables, reducir los desechos y permitir un reciclaje más fácil y eficiente y los aspectos a evaluar por parte de jurados, expertos de la industria, se basaron en: sostenibilidad, funcionalidad, experiencia del usuario, potencial de mercado, innovación, preparación para la producción y perspectiva minorista y logística. Los 3 primeros puestos fueron:

- 1er lugar – flatBowl. Autor: Guillermo Acevedo Beltrán de Colombia.

- 2do lugar - Shirt Packaging. Autores: Viktoriia Schmidt y Arthur Schmidt de Alemania.

- 3er lugar – LOOP, The infinite Packaging. Autores: Antonella Zeverino, Denise Aimar, Chiara Borghi y Valentina Rizzo de Italia.



2. McKinley Packaging Company: Una de las divisiones de McKinley, el mayor fabricante de papel y producto de papel en México y América latina, con instalaciones en California, Georgia, Indiana y Baja California, México.


Es un impulso de practicas sustentables para satisfacer las necesidades actuales sin comprometer el bienestar de generaciones futuras, cuyo compromiso con la responsabilidad medioambiental es la base todas sus operaciones, logrando producir papel mediante el reciclaje de papel a gran escala sin talar árboles, utilización de energía a partir de la reutilización del vapor y aguas procesadas. Además, fomentan la certificación, desarrollo y uso integral de bosques sostenibles y campos forestales comerciales.


Los diseños se trabajan en función de las necesidades y relaciones directas con clientes para minimizar los materiales de embalaje y reduciendo desperdicios, a través de la iniciativa “Right-Weight”. Esta iniciativa combina sus mejores recursos para reducir el contenido de fibra en el empaque, manteniendo su resistencia. Esta reducción del peso del papel, permite empaques más ligeros, menos desperdicio y por lo tanto menor huella de fibra.