La inocuidad en la industria del cartón corrugado



Una de las bondades del empaque de cartón corrugado radica en la protección de los productos que almacena. Al tratarse de alimentos, el empaque visualmente busca proyectar la calidad del producto en sí mismo y por tanto trasmitir que el alimento cumple estándares sanitarios y, por lo tanto, no causaran daños en la salud. De hecho, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, cada año al menos 600 millones de personas se enferman por ingerir alimentos contaminados, afectando especialmente a lactantes, niños, ancianos y enfermos.


Por lo anterior, el empaque también debe cumplir algunos estándares sanitarios para evitar la contaminación de los alimentos, por ello, es imprescindible ubicar al packaging como garantía de la inocuidad de los productos alimenticios y cumplir con algunos requerimientos a lo largo de su cadena de suministro para no ser agentes contaminantes y permitir una eliminación definitiva de forma amigable con el medio ambiente en caso de contaminarse.


La inocuidad se define como “la característica que garantiza que los alimentos que consumimos no causan daño a nuestra salud”, de acuerdo con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria


Los empaques de cartón son los más utilizados para la protección y transporte de productos alimenticios, ya que “ofrecen seguridad e higiene” de acuerdo con un estudio realizado por Carmen Pérez Espinoza, autora del libro “Empaques y Embalajes”. Sin duda, la calidad de los alimentos depende en gran medida del empaque al prolongar y conservar su vida útil, y ante el aumento de las exigencias de proveedores y consumidores es fundamental el cumplimiento de las diferentes normas respecto a la inocuidad del empaque.


Por ello, se requiere prestar especial atención en que los materiales utilizados para que la producción de empaques tenga bajos niveles de migración o transferencia de sustancias utilizadas en empaques que son perjudiciales para la salud y que pueden transmitirse a los alimentos. Además, también es importante considerar el comportamiento de algunos componentes como el colorante, tintas o aditivos utilizados en los empaques, ya que deben evitar interactuar con el producto envasado durante su almacenamiento (es por esta razón, que las fibras vírgenes son más apetecidas para producir empaques de baja migración). Es así como, la industria cartonera está comprometida con las exigencias de la demanda actual respecto a la inocuidad y protección de alimentos, cumpliendo con los estándares establecidos según las Normas Mexicanas aplicables, respecto a la manufactura e inocuidad de las cajas de cartón.


Obtén más información enwww.amexiccor.org/

#LiderazgoSustentable

78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo